Volver atrás

Mikel Armendariz firma el ‘Manifiesto Social por la convivencia en Sanfermines’

El texto sostiene que el “principio de convivencia” debe abarcar “todos los espacios festivos, del primer al último día, a cualquier hora y en todos sus ámbitos”, incluyendo calle Curia

    Mikel Armendáriz Mikel Armendáriz

    Los grupos municipales representados en el Ayuntamiento de Pamplona han respaldado de forma unánime el Manifiesto Social por la Convivencia en Sanfermines 2024 propuesto por el alcalde, Joseba Asiron. Este documento, que ha sido presentado hoy en una reunión de portavoces, defiende que el “principio de convivencia es básico para nosotras y nosotros”, y reivindica que éste principio debe abarcar “todos los espacios festivos, del primer al último día de fiestas, a cualquier hora del día o de la noche y en todos sus ámbitos, incluyendo por supuesto la procesión del día 7 y, de forma particular, el tránsito por la calle Curia”.

    El texto, impulsado desde Alcaldía, sostiene que “los Sanfermines constituyen las fiestas de todos los pamploneses y pamplonesas. Desde su carácter, eminentemente alegre, popular y espontáneo, a lo largo de la historia han sido reflejo de la idiosincrasia de la ciudad, y en su evolución a través de los tiempos se reflejan, de forma muy evidente, los propios cambios que la sociedad pamplonesa ha ido experimentando con el paso de los siglos”.

    “Pamplona-Iruña es hoy una ciudad abierta al mundo, moderna, plural y diversa”, recoge el manifiesto. “Conforme a esta realidad, las fiestas de Pamplona tienen que situarse en esos mismos parámetros de pluralidad que caracterizan a sus gentes, diversas en cuanto a su origen y cultura, su ideología, religión e identidad sexual”, continúa el texto.

    El manifiesto es taxativo a la hora de defender que “el desarrollo de los Sanfermines tiene que fundamentarse sobre principios irrenunciables de convivencia, inclusión y escrupuloso respeto por la ciudad y sus gentes”. En base a esta premisa, el texto respaldado por la Junta de Portavoces sostiene que “es preciso evitar cualquier menoscabo en los derechos y las libertades de nuestros vecinos y vecinas, y rechazar las actitudes que cuestionen, agredan o pongan en riesgo dichos derechos y dichas libertades”.

    Es por ello que concluye señalando que “este principio de convivencia es básico para nosotras y nosotros, y abarca a todos los espacios festivos, del primer al último día de fiestas, a cualquier hora del día o de la noche y en todos sus ámbitos, incluyendo por supuesto la procesión del día 7 y, de forma particular, el tránsito por la calle Curia”.

    A partir de ahora el alcalde, Joseba Asiron, mantendrá reuniones con diferentes organizaciones, actores e instituciones relacionadas con las fiestas de San Fermín para exponerles, de primera mano, tanto el contenido del manifiesto como su finalidad que no es otra que defender el principio de convivencia en las fiestas.  

     

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

     

    Manifiesto Social por la Convivencia en SF-24

     

    Los Sanfermines constituyen las fiestas de todos los pamploneses y pamplonesas. Desde su carácter, eminentemente alegre, popular y espontáneo, a lo largo de la Historia han sido reflejo de la idiosincrasia de la ciudad, y en su evolución a través de los tiempos se reflejan, de forma muy evidente, los propios cambios que la sociedad pamplonesa ha ido experimentando con el paso de los siglos.

    Pamplona-Iruña es hoy una ciudad abierta al mundo, moderna, plural y diversa. Conforme a esta realidad, las fiestas de Pamplona tienen que situarse en esos mismos parámetros de pluralidad que caracterizan a sus gentes, diversas en cuanto a su origen y cultura, su ideología, religión e identidad sexual.

    Por todo ello, quienes firmamos este manifiesto creemos que el desarrollo de los Sanfermines tiene que fundamentarse sobre principios irrenunciables de convivencia, inclusión y escrupuloso respeto por la ciudad y sus gentes. Es preciso evitar cualquier menoscabo en los derechos y las libertades de nuestros vecinos y vecinas, y rechazar las actitudes que cuestionen, agredan o pongan en riesgo dichos derechos y dichas libertades.

    Este principio de convivencia es básico para nosotras y nosotros, y abarca a todos los espacios festivos, del primer al último día de fiestas, a cualquier hora del día o de la noche y en todos sus ámbitos, incluyendo por supuesto la procesión del día 7 y, de forma particular, el tránsito por la calle Curia.

    Suscríbete a nuestra newsletter