Volver atrás

Geroa Bai insiste en agilizar la transferencia del Ingreso Mínimo Vital para avanzar en la cohesión social

La parlamentaria Isabel Aranburu destaca la importancia de que Navarra sea quien gestione esta competencia

Isabel Aranburu Isabel Aranburu

Geroa Bai insiste en agilizar la transferencia del Ingreso Mínimo Vital, que considera clave para Navarra en todos los órdenes: competencial y de autogobierno, de eficacia en la gestión, y de beneficios para la ciudadanía en situación más carencial.

La parlamentaria de la coalición, Isabel Aranburu, ha registrado una iniciativa que se debatirá el próximo jueves en la Cámara navarra por la que insta a los Gobiernos de Navarra y del Estado a culminar cuanto antes el proceso de transferencia de esta competencia.

Aranburu recuerda que “ha pasado ya un año y cuatro meses desde que el Ingreso Mínimo Vital entrara en vigor”, y explica que “el 31 de octubre de 2020 era la fecha fijada por el Real Decreto-Ley 20/2020, de 29 de mayo que lo reguló, para ordenar su articulación con las rentas mínimas de las Comunidades Forales”.

“Ha pasado prácticamente un año, y la realidad es que todavía hoy sigue pendiente que se sustancie el traspaso previsto de esta prestación”, afirma la parlamentaria foral, quien reclama además que esta transferencia “se haga de forma íntegra, a fin de reforzar nuestro sistema de garantía de rentas, con el objetivo de hacer frente a la pobreza y la exclusión y avanzar en la cohesión social”.

“Para nosotras es fundamental que la transferencia sea plena e íntegra. No es una cuestión insignificante porque se trata de un asunto competencial que entra de lleno en el ámbito de nuestro autogobierno, porque Navarra ha demostrado que gestiona de manera eficaz la renta garantizada y porque un traspaso parcial tendrá repercusiones nada positivas en las personas y familias perceptoras de las dos rentas", concluye la parlamentaria de Geroa Bai.

Suscríbete a nuestra newsletter