Volver atrás

Koldo Martínez responsabiliza al ejecutivo de González de ocultar la verdad de la muerte de Zabalza

Recuerda en el Senado que la ciudadanía navarra no cree la versión oficial y reclama la reapertura del caso

Koldo Martínez Koldo Martínez

El senador autonómico de Navarra, Koldo Martínez (Geroa Bai), ha trasladado al Senado la moción presentada en el Parlamento de Navarra exigiendo clarificar las circunstancias de su muerte y que fue aprobada por unanimidad.

Koldo Martínez ha iniciado su intervención leyendo la transcripción íntegra de la conversación entre el oficial de la Guardia Civil de Intxaurrondo Gómez Nieto y el coronel de los servicios secretos Juan Alberto Perote, en la que se reconoce que el joven de Orbaizeta murió torturado en el cuartel donostiarra.

“Señorías, quienes no voten a favor de esta moción estarán haciendo suyas las palabras de aquel Guardia Civil que, cuando la ama de Mikel fue a preguntar por él a la Comandancia, le contestó ‘Pues si no sabe usted dónde está su hijo, ¡búsquelo en objetos perdidos!’. Era noviembre de 1985, siete años antes se había aprobado la Constitución” ha señalado Koldo Martínez.

El senador de Geroa Bai ha tenido también palabras muy críticas con uno de los jueces instructores del caso Zabalza. “Quienes no voten a favor de esta moción estarán dando la espalda a la Justicia democrática, como hizo el juez que, en 1995, cuando se reabrió el caso tras conocerse el contenido de la conversación entre Perote y Gómez Nieto decidió creer a éste, que negó la conversación, y hacer oídos sordos y abandonarla en el cajón de los objetos perdidos”.

“Una gran parte de la sociedad navarra y vasca nunca hemos creído la versión oficial que sostiene que Mikel Zabalza se tiró al río Bidasoa con las esposas puestas cuando iba a señalar la existencia de un zulo a los tres miembros de la Guardia Civil que le vigilaban y falleció ahogado. Mikel no sabía nadar. Y el supuesto zulo nunca se ha encontrado” ha recordado Koldo Martínez.

“Quienes no voten a favor de esta moción estarán -nuevamente- ahogando la democracia… con una bolsa de plástico” ha recalcado el senador de Geroa Bai que ha recordado la negativa del ministro del Interior, Grande-Marlaska al negar la capacidad del ejecutivo de reabrir la causa.

“Es curioso que el ministro no sepa de quién depende la Fiscalía. Porque esto ya lo aclaró el 6 de noviembre de 2019 el presidente Sánchez: "¿La Fiscalía de quién depende, del gobierno? Pues ya está". ¡Pues ya está!, movilizar o no a la fiscalía para que pida reanudar el caso a la vista de estos audios es una decisión política para el presidente del Gobierno y para su vicepresidenta primera. Aunque parece que no lo es para el ministro del Interior. Para Geroa Bai y para todas las fuerzas del Parlamento de Navarra, también lo es” ha recalcado el senador autonómico de Navarra.

El Gobierno González sabía lo que ocurrió

“Muchas personas saben qué le ocurrió a Mikel Zabalza en aquel bloque de viviendas en desuso del cuartel de Intxaurrondo donde le provocaron la muerte. Lo saben quienes le torturaron “hasta que se les fue”; lo saben sindicalistas de la Guardia Civil, que lo denunciaron en una carta al diario Deia, dejada por debajo de la puerta de su delegación en Donostia; lo saben sindicalistas de la Policía Nacional que lo ratificaron a un periodista de este medio; lo saben los responsables del CESID, que tenían infiltrados en Intxaurrondo; lo saben los responsables políticos del Gobierno de Felipe González que recibían a diario los informes del CESID; lo sabe el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, de quien dependía el Centro Superior de Información de la Defensa y que, tal y como establecía el Real Decreto 135/1984 era, además, “el órgano de información del Presidente del Gobierno” ha recordado Koldo Martínez.

Koldo Martínez ha reclamado al Gobierno Sánchez la desclasificación de documentos sobre el caso “porque Mikel se les fue de las manos a sus torturadores, pero no se nos puede ir de las manos la verdad de lo que ocurrió aquel día en el que un joven navarro, de Orbaizeta, fue detenido sin ningún motivo y acabó muerto, ahogado en la más cruel de las mentiras y en la mayor operación de ocultación en la que han colaborado los poderes públicos del Estado”.

“La verdad sobre la muerte de Mikel saldrá a la luz. Ya ha salido. Ya la conocemos. El Gobierno de Pedro Sánchez tiene ahora la oportunidad de contribuir a demostrar una certeza moral. Como dijo en el Parlamento de Navarra, mi compañera de Geroa Bai, Uxue Barkos, “Existe verdad. Toca ahora justicia y reparación” ha señalado Koldo Martínez al concluir su intervención.

 

Suscríbete a nuestra newsletter