Volver atrás

Unai Hualde subraya la relevancia de conocer historias y reconocer trayectorias para la recuperación de la memoria tras “demasiados años de silencio”

El Parlamento de Navarra acoge la presentación del libro ‘Y el tiempo se detuvo. Natalio Cayuela. Osasuna y Justicia’

Unai Hualde Unai Hualde

El Parlamento de Navarra ha acogido la presentación del libro Y el tiempo se detuvo. Natalio Cayuela: Osasuna y Justicia, un ensayo coral que, de la mano del historiador Eduardo Martínez Lacabe y de Osasuna Memoria, narra la historia de quien fuera presidente de Osasuna durante ocho años, luego fusilado en 1936 por su posición contraria al golpe de estado.

 

A decir de Unai Hualde, Presidente del Parlamento de Navarra, el volumen firmado por Eduardo Martínez viene a hacer justicia con una persona “comprometida, sociable, reconocida y con sensibilidad política. Por eso lo asesinaron. Hoy es un día importante para la familia Cayuela, pero también para la labor de recuperación de nuestra memoria. Demasiados años de silencio que poco a poco vamos rompiendo, de ahí la relevancia de publicaciones como esta, concebidas para conocer historias y reconocer trayectorias”.

 

En ese marco y tras glosar la figura de Natalio Cayuela, entre otros secretario de la Audiencia Provincial ubicada por entonces en el edificio de la sede de la Cámara, Hualde ha puesto en valor el trabajo que Gobierno y Parlamento vienen haciendo “desde la legislatura pasada junto al Instituto Navarro de la Memoria y la UPNA”, en cuyo haber ha situado el Fondo Documental de Memoria Histórica de Navarra.

 

A ese respecto, el Presidente ha reconocido que “las instituciones nos hemos incorporado tarde a la labor de recuperación de la memoria emprendida hace muchos años por la sociedad civil y los familiares de las personas asesinadas y represaliadas. Es verdad que muchos homenajes llegan tarde, pero ahora mismo resulta innegable nuestro compromiso con la verdad, la justicia y la reparación para con todas las víctimas de la violencia”.

 

Unai Hualde ha concluido con una alusión a la “suerte” de Enrique Cayuela, el hermano que salvó la vida al esconderse en el hueco del reloj de la antigua estación de autobuses, y con un agradecimiento al autor de la obra y al colectivo Osasunaren Memoria, por su indudable aportación a la conmemoración del centenario del C.A. Osasuna en estos tiempos de bonanza económica y deportiva. Es un acierto disfrutar del éxito reconociendo a aquellas personas que fundaron el club y que, por su ideas políticas, fueron asesinadas. Me consta que el libro ya ha llegado a Chile. Espero que llegue a muchas otras partes”.

Suscríbete a nuestra newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .